Ir al contenido principal

Entradas

Tú eres el creador de tu realidad

¿Sabes qué es la realidad, lo que es verdad y lo que es mentira en este mundo de experiencias? Como expuso  Inmanuel Kant  “Solo podemos conocer  a priori  de las cosas aquello que antes hemos puesto en ellas”. Kant con esta afirmación hace un  giro copernicano , una revolución que supone un cambio de perspectiva, donde no existe la realidad en sí misma, puesto que  cada sujeto es activo y transforma la realidad conforme a su propia experiencia. Kant menciona que el conocimiento solo podemos comprenderlo a priori si admitimos que solo conocemos los fenómenos y no las cosas en sí mismas. Gracias a la aportación revolucionaria de Kant, entendemos que somos  sujetos activos en nuestra propia experiencia . No existe una realidad única que nos influya como sujetos pasivos, por lo que  no somos esclavos de nuestras circunstancias . Somos creadores de nuestra experiencia Somos dueños y responsables de lo que nos sucede  por ende toda experiencia es una repercusión, una devolución de nuestros

Cuando el brillo que generas molesta

 En la vida, como en la naturaleza, hay brillo y hay oscuridad. Las personas debemos aprender a lidiar entre esas dos dimensiones sin perder nunca nuestra luminosidad interna, esa que alumbra valías y objetivos. Dejar que el corazón brille y querer compartir esa sensación molesta mucho a quien lo tiene lleno de total oscuridad.   Es una pena, de hecho, que desear que alguien se alegre de tu felicidad pueda acabar apagando tu brillo. Sin embargo, tienes que saberlo. En esta vida  hay quienes son en esencia luz e iluminan sin llegar a cegar y quienes ciegan con toxicidad . Estas últimas personas son, además, el símbolo de eso que nos sobrecoge y nos opaca cuando más apoyo buscamos. Esa clase de gente -recuerda- no te necesita en su vida y a ti tampoco te beneficia que ellos estén en la tuya. Sobre todo porque los amigos calientan cuando hay pena pero también saben celebrar cuando hay metas y motivos. Tal y como nos dijo Carlo Jung, padre de la psicología analítica, la soledad no viene po